Ruta por la Laguna del Campillo en Rivas. Esta vez una laguna con agua.

Para quitarme la espinita de la última ruta, la de las lagunas de Puebla de Beleña y su escasez tanto de agua como de animales a los que fotografiar, hago un segundo intento en un lugar mucho más poblado, en el que me encuentro hasta elefantes (de mentira, pero elefantes al fin y al cabo).

El sábado 5 de marzo de 2016 me fui de ruta por la Laguna del Campillo, en Rivas Vaciamadrid. Este fue el track que seguí, que realiza un recorrido circular de unos 6 km bordeando la laguna. Es una pequeña ruta ideal si uno va con niños, pues el recorrido es muy sencillo, plano y en muy poco espacio puedes llegar a ver gran cantidad de animales. Recomendable llevar unos prismáticos. Es también apta para bicicletas.

Esta laguna, al igual que otras de la zona, es artificial. Se extrajo grava en los años sesenta y una vez abandonada la extracción quedó el agujero, y como habían llegado al nivel freático, pues se llenó de agua. ¿Qué es el nivel freático? Resumiendo, es cuando haces un agujero y llegas hasta donde hay agua. Y como la laguna está al lado del rio Jarama, no creo que hayan tenido que excavar mucho para llegar.

¿Qué es lo que llama la atención nada más llegar a la laguna? Lo primero es una vía de tren que termina de golpe, sin estación de tren ni nada. En el punto más lejano de la ruta se pasa por un puente de esa misma vía de tren en el que un cartel te indica que cruces la vía bajo tu responsabilidad, que pueden pasar trenes por temas de mantenimiento. Buscando en internet me enteré de que sí pasan trenes. Concretamente un tren turístico de vapor cuyos horarios se pueden ver en esta web. De todas maneras, sin ánimo de presumir de temerario, un tren de vapor que haga 3 km en 45 minutos, es muy probable que sea fácil verlo venir y apartarse a tiempo.

Lo segundo que me llamó la atención al llegar a la laguna es la cantidad de…gaviotas!!! Me froto los ojos y miro otra vez por los prismáticos. Sí, gaviotas. Mi ignorancia absoluta sobre temas ornitológicos me hacía creer que eran pájaros que vivían en la costa. Pues resulta que no, encontré artículos en internet que dicen que hay más de 100.000 gaviotas que pasan el invierno en la comunidad de Madrid. Además de gaviotas, en la laguna de Campillo se pueden ver muchas otras aves, como cormoranes, cigüeñas, garcillas bueyeras, pollas de agua, patos,…Y sí se ven. Doy fe de ello. No solo en los carteles de información como en otras rutas. Otro detalle que puede llamar la atención es la cantidad brutal de conejos que hay en la zona. Digo que puede llamar la atención porque la gente de los alrededores de Madrid estará acostumbrada porque por aquí son una auténtica plaga.

Un último detalle que me llamó la atención en esta ruta son las figuras de un elefante hembra a tamaño natural y su cría. La razón, en el cartel explicativo que hay al lado. Te dice que sí, que hay constancia de que hace muchos muchos años había elefantes en esta zona. Elefantes y gaviotas en Madrid…

Estas figuras están dentro de las instalaciones del Centro de Educación Ambiental El Campillo. Un centro que se encuentra a los pies de la laguna y que organiza multitud de talleres, visitas temáticas, exposiciones,… en definitiva ocio para todos los públicos. Actividades gratuitas previa reserva que podéis consultar en su web.

Resumiendo, una ruta muy recomendable para pasar una tarde tranquila y agradable. Esta vez no hubo cerveza al final del camino. La lluvia me dejó tranquilo casi toda la ruta, pero en el último tramo cayó un chaparrón que me dejó calado. Así que de ahí para casita.

 

Anuncios